Programa de
Derechos Humanos
Subsecretaría de Derechos Humanos

Ministerio de Justicia y Derechos Humanos

Mesa de Diálogo de Derechos Humanos

La mesa de diálogo de Derechos Humanos fue convocada en agosto de 1999 por el gobierno del Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, con el propósito de avanzar en la búsqueda de las víctimas de desaparición forzada de la dictadura cívico-militar.
Cuando ello no fuese posible, obtener al menos la información de su destino final que deben proporcionar las Fuerzas Armadas y de Orden.
La Mesa reunió a los estamentos más representativos de la vida nacional, incluyendo a las más altas autoridades del país, instituciones civiles, militares, religiosas y éticas.

Como resultado de los acuerdos alcanzados, en enero de 2001 las Fuerzas Armadas y de Orden entregaron un listado señalando lo que habría sido el destino final de 200 víctimas, entre ellas 180 identificadas y 20 NN. Los familiares de las víctimas y la sociedad en su conjunto se sintieron fuertemente impactadas por estos antecedentes, que dio a conocer oficialmente al país el Presidente de la República, Ricardo Lagos Escobar, haciendo entrega de tal información a la Corte Suprema y solicitándole reforzar las instancias judiciales para avanzar en el establecimiento de la verdad y aclarar el destino de los detenidos desaparecidos. La Corte Suprema, a su vez, procedió a designar Ministros en Visita, jueces especiales con dedicación exclusiva y jueces preferentes y ordenó la reapertura de procesos en torno al tema, agilizando notablemente la acción de los tribunales en todo el país y abriendo de hecho nuevas posibilidades para establecer el destino de las víctimas del período 1973-1990.

Algunos de los resultados obtenidos a partir de esta iniciativa, fueron conocer el paradero de los asesores del Presidente Allende y algunos de sus integrantes de su guardia personal (GAP) que fueron detenidos en La Moneda el 11 de septiembre de 1973, los que resultaron asesinados y sus cuerpos ocultos en un pozo en desuso ubicado al interior del predio militar de Peldehue.
Si bien sus cuerpos fueron desenterrados a fines de 1978 en la llamada “Operación Retiro de Televisores” ordenada por el dictador Augusto Pinochet, la Mesa de Dialogo pudo recabar el lugar donde los cuerpos habían sido escondidos.
De esta búsqueda se obtuvo alrededor de unas 500 pequeñas piezas óseas que quedaron de la remoción, lo que hasta ahora permitió la identificación de 14 de ellos, realizada por el Servicio Médico Legal apoyado por laboratorios extranjeros.

A la vez a partir de la información llegada a la Mesa de Dialogo, se pudo ubicar el pique de una mina abandonada en el sector de Cuesta Barriga al poniente de Santiago, donde fueron lanzados un número indeterminado de cuerpos durante el período de la DINA.
Si bien estos cuerpos también fueron sacados a comienzos de 1979 en el marco de la “Operación Retiro de Televisores”, posterior a la Mesa de Dialogo fueron rescatadas un gran número de pequeñas piezas óseas. Esto permitió que, hasta ahora, el Servicio Médico Legal con el apoyo de laboratorios extranjeros, pudiese identificar a 11 víctimas desaparecidas.

Producto de la Mesa de Dialogo, el Ejército emitió una lista con la información del destino final de 200 prisioneros. De ellos, 122 figuran como “lanzados al mar” y 21 arrojados a ríos y lagos. En aquella lista, otros 20 prisioneros figuran como “NN” sin destino final.

VER DOCUMENTOS:

Declaración de la Mesa de Diálogo sobre DD.HH.

Integrantes de la Mesa de Diálogo

Discurso del Presidente Ricardo Lagos Escobar

Ley 19687

 

Volver

Agustinas 1235, piso 3, Santiago. Teléfono: 24863506